Recursos para Restaurantes: COVID-19

Cómo acondicionar tu restaurante para este invierno

Por Katherine Pendrill

Group of friends raising their beers on the outside patio
Group of friends raising their beers on the outside patio

Incluso en las ciudades más frías, las terrazas y comedores al aire libre han sido una gran fuente de ingresos en restaurantes.

Ya sea una terraza-bar o un beer garden, los comedores exteriores en restaurantes; son una forma sencilla de expandir el aforo, brindar a los comensales una experiencia gastronómica única y maximizar ganancias. De hecho hay estudios que demuestran que agregar una terraza, puede ayudar a los restaurantes a incrementar los ingresos por encima de un 30%.

Pero ante la ola de la pandemia por COVID-19, el comedor al aire libre se ha vuelto más importante que nunca. Al acompañarlo con medidas de higiene adecuadas, como el uso cubrebocas y respetando la sana distancia; el comedor al aire libre ha demostrado tener menor probabilidad de contagio del coronavirus. Para los restaurantes, esto significa que las áreas abiertas como, patios y terrazas, ofrecen una forma más segura para los comensales, mientras que a la vez, brindan a los restaurantes una valiosa fuente de ingresos.

Es cierto, que en muchas ciudades el comer al aire libre es mayormente promovido durante los meses cálidos. Los comedores exteriores, no siempre están bien equipados para lluvias o época de frío. Entonces ¿cómo asegurarse de extender la terraza bar más allá del verano? Acondicionando el comedor exterior para el invierno.

En este artículo, explicaremos cómo preparar tu terraza bar y/o comedor exterior para la temporada de invierno, para que puedas continuar ofreciendo servicio dentro del restaurante, incluso cuando baje la temperatura. A continuación revisaremos: 

  • Los beneficios de ofrecer, servicio al exterior todo el año
  • Consideraciones clave para terrazas y áreas al aire libre
  • Cómo acondicionar para el invierno tu comedor exterior

Si bien; acondicionar el comedor exterior para el invierno puede no ser una opción para todos los restauranteros, puede ser una buena alternativa, para mantener a los comensales seguros y a los ingresos constantes, mientras continúe la pandemia por COVID-19.

Group of friends enjoying a beer on a pub patio

3 Beneficios de acondicionar tu comedor exterior  

El beneficio más evidente de una terraza adaptada para todo el año es que amplía la capacidad de aforo y por tanto los ingresos. Pero ante la ola de COVID-19, hay muchos más beneficios de los restaurantes al aire libre.

1) Mantener a los comensales y al personal seguros 

Tal vez el mayor beneficio de ofrecer servicio al exterior, es brindar un menor riesgo de contagio. De acuerdo a Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), es mucho más común que el virus que causa el COVID-19 se propague a través del contacto cercano con una persona con COVID-19 que mediante la transmisión por aire. En general, estar al aire libre y en espacios con buena ventilación reduce el riesgo de exposición al virus que causa el COVID-19.

Al continuar ofreciendo una opción para comer o cenar en un patio o terraza durante los meses de invierno, puedes brindar un espacio más seguro para los comensales que buscan un servicio de consumo dentro del restaurante. Aunque el riesgo de contagio del virus no es nulo, al combinarlo con precauciones extras como el distanciamiento social, usar cubrebocas, una limpieza rigurosa y capacidad de aforo limitada y otras medidas de seguridad, el comer en terrazas, es considerado una opción menos riesgosa, que comer al interior del restaurante

El trabajar en restaurantes al aire libre, también implica un beneficio para tu personal. Ya que tus meseros estarán en contacto e interacción con el público, permitirles trabajar en zonas abiertas, donde el riesgo de transmisión es menor, puede ayudar a reducir las probabilidades de contagio. Es una manera de brindar al personal un regreso más seguro al ambiente laboral.

2) Disminuir la ansiedad de los comensales 

De acuerdo a datos del consumidor de Deloitte México, en mayo 77% de los encuestados refirió estar preocupado por su salud y 80% por la salud de su familia, ambas cifras aumentaron 3% en julio; dando como resultado que los comensales aún no regresen a los restaurantes de su preferencia.

De la mano con brindar un ambiente más seguro para personal y comensales, el comer en restaurantes al aire libre, también puede ayudar a menguar el temor y la ansiedad sobre el volver a “salir a comer”. El temor ha continuado incluso tras la apertura en varias ciudades. De hecho, un estudio encontró que el 43% de los Estadounidenses aún no se sienten cómodos, consumiendo alimentos dentro de restaurantes. 

Sin embargo, cuando tienen la opción de comer al interior VS al exterior del restaurante, un mayor número de personas compartieron sentirse más cómodos en terrazas o patios. Esto es aplicable en ciudades con inviernos duros, como Alberta y Calgary en Canadá; mientras los patios tuvieran calentadores. 

Al acondicionar tu comedor exterior para el invierno, puedes continuar brindándole a tus comensales, esa opción de consumir, en donde se sientan más seguros haciéndolo. Sin mencionar que mantener tus terrazas abiertas, da a los comensales una señal de que te tomas la pandemia con absoluta seriedad y que estas haciendo todo lo que está en tus manos, para que tus comensales se sientan cómodos al volver a consumir en tu restaurante.

3) Maximizar el ingreso por consumos en el restaurante 

Más allá de la experiencia del cliente, también está el evidente beneficio financiero que trae, el acondicionar el comedor exterior o terraza bar para la temporada de invierno.
En algunos lugares, las autoridades locales han promovido extender los restaurantes a banquetas o terrazas durante la temporada de otoño del 2020. Esto, ayuda a aumentar la capacidad de acuerdo porcentaje de aforo permitido por las autoridades locales. 

Si se suspende el consumo al interior del restaurante algunos días o las medidas se hacen más estrictas en tu ciudad o estado; tener una terraza o comedor exterior, puede ser la única forma de mantener el ingreso para no depender 100% del servicio a domicilio. Las terrazas y comedores al aire libre permiten agregar más sillas y mesas en tu restaurante o cafetería, pudiendo maximizar la capacidad de comensales, dentro de las restricciones permitidas.
Maximizar el ingreso de consumo dentro del restaurante, es crucial para muchos restauranteros dados los altos costos asociados con el uso de apps para el servicio de entrega a domicilio.
Si bien es cierto, que crear un comedor exterior, terraza o patio, que funcione todo el año, requiere de una inversión inicial, es algo de lo que muchos restaurantes se beneficiarán en el largo plazo. Incluso después de que termine la pandemia por COVID-19, la capacidad de recibir a más comensales todo el año, puede ayudar a traer ingresos adicionales que se pueden extender más allá de la temporada de verano.

Group of friends enjoying a meal outside during winter

4 Puntos a considerar 

Si bien, los comedores exteriores acondicionados para el invierno tienen grandes ventajas (especialmente durante una pandemia global), el comer al aire libre o al exterior no es una opción para todos los restaurantes. Así que, antes de que comiences la remodelación o inviertas en un calefactor, hay ciertos puntos que querrás tomar en cuenta.

1) Clima

Tal vez el mayor punto a considerar al adecuar tu comedor exterior es el clima. Una terraza en invierno en Monterrey es muy posible, sin embargo; representa muchos más obstáculos que crear una terraza para todo el año que en Guadalajara o Mérida. Así que antes de iniciar con el proceso de acondicionamiento de tus exteriores, se realista sobre el tipo de clima al que te enfrentas.  

2) Costo

Se sobreentiende que, el acondicionar tu terraza o patio trae consigo un costo extra. Desde techos hasta calefactores, hay muchos costos asociados en hacer tu comedor exterior a prueba de invierno. Para muchos restaurantes que siguen luchando con la pérdida de ingresos por COVID-19, esta inversión puede no tener sentido. 

3) Espacio

Al inicio de la pandemia, muchas ciudades permitieron a los restaurantes expandirse a las banquetas o estacionamientos. Desde luego en muchos casos, este es un espacio que no rentan o que no les pertenece. Antes de pensar en acondicionar los patios y terrazas para el invierno, debes considerar cuál es el área exterior con la que cuentas, qué tan grande es y asegurar en todo momento cumplir con los requisitos de sana distancia.

4) Medidas y políticas locales

Como ya se mencionó, muchas ciudades relajaron las restricciones con respecto a comer al exterior, para apoyar a los restaurantes a mantenerse a flote, durante los meses con más altas tasas de contagio. Sin embargo, muchos de estos programas tenían una fecha de expiración. Antes de habilitar una terraza o patio, para que opere todo el año, es importante revisar la normativa y políticas locales para averiguar cuales son tus opciones. En algunos casos, tendrás que solicitar alguna licencia para operar en el patio o para ubicar calentadores de gas.

An outdoor patio with standing heaters

Cómo acondicionar tu terraza o patio  

Después de revisar los beneficios y considerar todas las variables, puede ser que hayas decidido, que acondicionar tu patio es la mejor opción para tu restaurante. Pero ahora la cuestión es ¿cómo hacerlo?

A continuación cubriremos algunos aspectos claves relacionados con, el habilitar tu comedor exterior, para la temporada del invierno. Aunque las terraza o patio de cada restaurante se verá un poco distinta, esta guía deberá ayudarte a crear un plan de acción. 

1. Vuélvelo calientito

Antes que nada, un espacio a prueba de invierno, debe estar a una temperatura adecuada, para que los comensales estén cómodos y la disfruten. Dependiendo del clima que tengas en invierno puedes explorar distintas soluciones de calefacción, tales como:

  • Calentadores portátiles de propano 
  • Calefacción integrada 
  • Calentadores infrarrojos
  • Fogatas portátiles, chimeneas de etanol o gas  para exteriores

Sin embargo, inyectar calor en tu patio, puede no ser suficiente para mantenerlo acogedor en días helados. En algunos casos, mantener el sitio cómodo, también implica proteger a los comensales de los elementos como la lluvia o el viento. Para esto, necesitarás invertir en una estructura temporal o permanente. Techos, pérgolas o tejabanes, son buenas opciones, que pueden dar sombra en verano y proteger de la intemperie. También puedes considerar paneles o cortinas enrollables. Cuando las instales recuerda que siempre debes mantener las áreas ventiladas para disminuir la transmisión aérea de bacterias y virus como el coronavirus.

Aunque pareciera que mantener a tus comensales calientitos en pleno invierno puede parecer imposible, recuerda que los patios son comunes en el norte de Europa y varias ciudades en Estados Unidos y Canadá, con temperaturas bajo cero, inviernos duros y nevados.
Gracias a innovaciones en diseño, ha sido posible habilitar terrazas en todas partes del mundo, en ciudades mucho más frías que México. A manera de ejemplo, te compartimos 30 restaurantes con terrazas acondicionadas al invierno en Madrid, una ciudad que reporta temperaturas  entre los 3° y 10° en los meses de diciembre y enero.

2. Vuélvelo cómodo

Más allá de hacer tu comedor exterior un espacio cálido en temporada invernal, también debes pensar en volverlo cómodo, que sea un área que pueda disfrutarse para pasar un largo rato. Parte de esto, implica tener suficiente iluminación. En muchos lugares, los días de invierno son más cortos, por lo que una buena iluminación es importante, para crear la atmósfera correcta, pero también por cuestiones de seguridad. Al evaluar distintas opciones considera una que pueda soportar los elementos naturales y que a la vez, no implique un riesgo de seguridad.
Adicionalmente, deberás invertir en mobiliario adecuado. Así como la iluminación, el mobiliario de tu terraza o comedor debe ser apropiado para el clima; desde luego, no debes sacrificar comodidad por durabilidad. Elige muebles que sean agradables al tacto, como madera en lugar de materiales más fríos como el metal.


Finalmente, no olvides la decoración. Al igual que las terrazas de verano, los toques extra como macetas o elementos decorativos, hacen que los comensales se sientan más cómodos, incluso cuando el clima sea hostil. Otra opción puede ser brindarles cobijas o mantas a los comensales para que se mantengan calientitos y lavarlas después de cada uso. Si esto no es factible, una política de BYOB (bring your own blanket) puede ser una opción, para que cada comensal llegue con su propia cobija.

Two women sitting on a cafe patio with blankets

3.  Vuélvelo seguro 

Si bien, siempre ha habido preocupaciones asociadas con comer al exterior, el COVID-19 ha hecho que los restauranteros deban tomar aún más precauciones. 

Antes que nada, eso significa garantizar una sana distancia, al ajustar la distribución del plano, para asegurar que los comensales mantengan al menos 1.5 metros de distancia con el staff con otros comensales en todo momento. Si tienes un patio pequeño, puedes considerar poner divisiones físicas que puedan delimitar o separar el espacio entre mesas. 

Asegurar un distanciamiento adecuado según la normativa, también consta de controlar el flujo de comensales y meseros que circulan en estas áreas. Considera usar flechas para resaltar la dirección y el sentido de los pasillos. Otra estrategia, es equipar a tu personal con un sistema de toma de comandas desde la mesa, como TouchBistro Punto de Venta, para que puedan tomar y enviar órdenes en 3 clicks y no requieran desplazarse constantemente hacia la terminal.

Finalmente y tal vez, lo más importante, necesitas asegurar que tu servicio al exterior tenga ventilación adecuada. Recuerda, la circulación del aire es clave, para reducir el riesgo de transmisión, así que necesitas asegurar que el área con calefacción continúe permitiendo la entrada del aire exterior.

4. Vuélvelo una experiencia

Aunque la seguridad es de suma importancia, querrás asegurarte que tus comensales la pasen bien, cuando visiten tu terraza o patio con calefacción.
Uno de los lamentables efectos del COVID-19 ha sido que ha absorbido toda la diversión de las reuniones o fiestas. Acondicionar una terraza para todo el año es una forma de devolver parte de la diversión a la experiencia de comer en restaurantes, mientras proteges la salud y seguridad de tu personal y comensales. 

Para asegurarte, que tu terraza acondicionada sea un destino interesante, busca formas de brindarle a los comensales una experiencia única. Esto podría ser desde algo sencillo, como ajustar tu menú a la temporada. Te compartimos algunas tendencias para restaurantes 2020.
Considera que, en lugar de una sección ligera de ensaladas, ofrece platillos calientes para compensar el clima frío. También puede implicar extender tu menú de bebidas, con opciones más invernales como chocolate, ponches o vino caliente.

Estas experiencias no tienen que limitarse con tu menú, ambienta tu terraza o patio con elementos como música, luces de navidad y otras decoraciones temáticas. 

Estos pequeños toques extras, pueden ayudar a hacer que tu comedor exterior sea un destino y experiencia atractiva para tus comensales; especialmente para aquellos que se hayan sentido encerrados durante la pandemia.

La pandemia del COVID-19 ha golpeado fuertemente a la industria restaurantera en particular, y con muchos restauranteros lidiando por mantenerse a flote, invertir en una terraza habilitada para todo el año no es una opción viable para todos. 

Sin embargo, muchos restauranteros encontraron alivio durante el verano con las terrazas, que ayudaron a fortalecer sus ingresos, mientras brindaban un área segura para los comensales y su personal. Para los restauranteros que puedan lograrlo, acondicionar sus terrazas o patios, puede ser la mejor forma de brindar ingresos, mientras convivimos con esta pandemia.

Escrito por Katherine Pendrill

Katherine es una Especialista en Creación de Contenido de Mercadotecnia en TouchBistro, ella escribe principalmente sobre temas en tendencia de comida y restaurantes. Katherine es lo opuesto a un comensal quisquilloso, ella prueba (casi) todo, al menos una vez. Ya sea comer hamburguesas de camello en Marruecos o dumplings de pulpo en Japón, siempre está abierta a nuevas experiencias culinarias.

Traducido por Aurora Rivera

Photo of Katherine Pendrill
Por Katherine Pendrill

Katherine is the Content Marketing Manager at TouchBistro, where she writes about trending topics in food and restaurants. The opposite of a picky eater, she’ll try (almost) anything at least once. Whether it’s chowing down on camel burgers in Morocco or snacking on octopus dumplings in Japan, she’s always up for new food experiences.