Maneras en que los restaurantes apoyan a su personal durante el brote de coronavirus


La industria gastronómica está totalmente patas arriba, los propietarios de restaurantes enfrentan circunstancias a las que no habían sido testigos nunca antes. Además, mientras los propietarios tratan de descubrir cómo administrar un negocio durante una pandemia, también están ayudando a sus equipos a superar la crisis, lo que requiere creatividad para apoyar a su personal durante el brote del COVID-19. 

¿Eso significa que solo les dan dinero? Es probable que incluso en un buen día no tengas los recursos para hacerlo. Así que, ¿qué podrías hacer para respaldar a tus empleados en un momento como este?

No te preocupes, la respuesta no se limita a pagos. Aquí tienes algunas de las formas en que los restaurantes apoyan a sus empleados durante la COVID-19 y cómo puedes implementarlas en tu negocio.

Compensar al personal por las horas perdidas

Qué se ha visto 

Cada restaurante está lidiando con la crisis por el COVID-19 de distintas formas, algunos propietarios eligen pagar a los empleados por las horas perdidas debido a que el restaurante está cerrado o trabaja en horario reducido. 

Un ejemplo de esta práctica está en &pizza, un local de comida rápida en Washington, D.C. Allí ampliaron su póliza de atención médica para cubrir a todo el personal nuevo, aumentaron el salario por hora para el personal que sigue trabajando, ofrecieron pizza ilimitada para el personal y los empleados directos, se unieron a Lyft para que su equipo pueda ganar créditos para viajes desde y hacia el trabajo, y les ofrecieron licencias con goce de sueldo a aquellos empleados que perdieron horas de trabajo.

Sin embargo, no creas que esta es la norma, porque no lo es. Incluso si puedes costear alguno de estos beneficios, eso será un gran aporte para tu personal, puedes lograr mucho con apenas un poco. 

En México se han tomado muchas medidas de prevención, confinamiento social y restricciones en la operación de diversas industrias; muchos restaurantes han disminuido sus ventas, otros han cerrado su operación y otros tantos optaron por modificar su formato de servicios migrando a un servicio 100% para llevar.  Así como han surgido nuevas medidas de higiene y seguridad, también emergieron iniciativas que apoyan a los restauranteros; un ejemplo es Culinaria Mexicana y su campaña #SalvemosRestaurantes, donde es posible comprar bonos gastronómicos: una compra única anticipada que ayudará a los restaurantes a mantenerse de pie durante la pandemia. – es claro que no todos los héroes llevan capa.

Cómo puedes compensar

Antes de comprometerte con cualquier cosa, analiza tus finanzas. Podría parecer útil prometer a tu equipo estos grandes gestos para que se sientan mejor, pero a largo plazo no será tan positivo para ti, ni para ellos si tu cuenta bancaria acaba vacía. Asegúrate de poder ocuparte de ti, no puedes dar lo que no tienes.

Una vez que conozcas tu situación financiera y lo que puedes costear, diseña un plan realista. Antes de hacer cualquier anuncio, tendrás que saber lo siguiente:

  • Por cuánto tiempo compensarás a los empleados: ¿Dos semanas? ¿Un mes? Informa al personal con antelación para que puedan prepararse.
  • En qué medida puedes compensar a tus empleados ¿Podrás pagarles el 50 %, el 75 % o el 100 % de su salario normal? ¿Algún valor diferente? Sé transparente respecto a cuáles pueden ser sus expectativas.

Recuerda, NO debes avergonzarte por no poder cumplir todo lo que detallamos anteriormente. Es costoso y no siempre es sostenible; muchos negocios simplemente no pueden solventarlo en condiciones normales, mucho menos en las circunstancias que estamos viviendo.

Preparación de comidas para los trabajadores afectados

Cómo hacerlo

Es probable que los restaurantes desperdicien comida debido a los cierres, pero no tiene que echarse a perder. 

Algunos restaurantes locales están cuidando no solo de su personal, sino también de otros trabajadores de la industria afectados por los despidos y los horarios reducidos. Están aprovechando al máximo el inventario que no utilizaron y las cocinas vacías para preparar comidas gratuitas que entregar a las personas que están viviendo dificultades financieras.

Café de Raíz en la Ciudad de México, participa en la iniciativa #DondeComeUnxComemxsTodxs, iniciativa que ofrece comidas corridas a $50 pesos. La donación de los voluntarios se deposita al restaurante, y por cada donación, se regala una comida a personas que han quedado sin trabajo debido al COVID-19. De esta forma se reactiva el comercio local, apoyando a restauranteros y proveedores que dependen en gran medida del turismo y se otorgan alimentos a personas altamente vulnerables.

Bancos de Alimentos de México (BAMX), una Asociación de la Sociedad Civil sin fines de lucro,  a través de su red de 55 Bancos de Alimentos rescatan alimentos a lo largo de toda la cadena de suministro,  también promueve la donación en efectivo o en especie para hacer llegar todas las donaciones a familias, comunidades e instituciones necesitadas. 

Cómo puedes hacerlo

En primer lugar, debes observar tu inventario y preguntarte si lo harás solo para emplear el inventario que tienes disponible o si puedes costear un nuevo pedido para mantener este nivel de apoyo. Tu respuesta determinará lo que dirás sobre la oferta y cómo la concretarás. Es probable que solo tengas inventario disponible para ofrecer comidas por algunas semanas. También es probable que analices reducir los desperdicios y aprovecharlos al máximo.

A continuación, es necesario determinar para quién quieres hacerlo: no es realista ofrecer comidas para todos. Evalúa comenzar con tu propio equipo, con los que se vieron directamente afectados por el horario reducido o por el cierre del local para el servicio de comidas, luego continúa con personas de la industria si consideras que puedes hacerlo. 

Una vez que sepas cuántas comidas puedes producir y para quiénes, los próximos pasos son compartir la oferta. Dependiendo de a quiénes les ofrezcas la comida, tu método para compartirlas podrá cambiar: ya sea pidiéndole al equipo que divulgue el mensaje boca a boca, publicitándolo a través de la base de datos de correos o publicando en las redes sociales. Solo asegúrate de que todos tus mensajes sean extremadamente claros respecto a quiénes podrás brindarles comida. Querrás evitar decepcionarlos si alguien ve tu oferta y recurre a ti. 

Modificar la operación para mantener las puertas abiertas y el empleo de la gente

Cómo hacerlo

A medida que la gente comienza a tomarse más en serio el distanciamiento social, vemos cada vez menos tránsito físico en los restaurantes. El movimiento habitual a la hora del almuerzo ha desaparecido por completo, los comedores están cerrados y las salidas para buscar el café matutino han disminuido. Para reducir el impacto en micro y pequeñas empresas, la SEDECO lanzó un programa de financiamiento, a fin de que puedan mantener su plantilla laboral durante esta contingencia.

Distintos negocios en México, EE.UU y Canadá se han tomado esto como un indicio para modificar sus operaciones y levantar peticiones para mitigar los daños, al menos por el momento, con el fin de mantener las puertas abiertas y a sus equipos trabajando. Es una excelente manera de respaldar a tu equipo mientras intentas minimizar el impacto financiero a largo plazo del COVID-19. Los negocios que solían funcionar exclusivamente con servicios de comidas en el lugar, están modificando su operación para dedicarse más a desarrollar menús para llevar y entregas a domicilio, mientras aún sea posible hacerlo. 

Mexicue, un restaurante de comida mexicana en Nueva York, es un excelente ejemplo de esto. Les preocupaba depender de los servicios de retiro y entregas a domicilio durante la crisis, dado que más del 90% de sus ventas solían provenir de clientes que comían en el lugar. Sin embargo, tenían pensado lanzar un programa de entregas a domicilio interno a finales de marzo, así que aceleraron el lanzamiento y se adaptaron rápidamente para convertirse en un negocio centrado en dichas entregas.

Para optimizar su oferta, Mexicue aumentó su alcance para entregas a domicilio y ofreció margaritas junto con los pedidos, lo que les permitió ver un aumento en sus pedidos de entregas de 19 a 300, ¡en solo una semana! Estos cambios significaron mucho para ayudarlos a cuidar de su equipo, dado que por el aumento en las entregas tuvieron que volver a contratar a gente de la que habían prescindido.

Cómo puedes hacerlo

Ya sea que enfoques tus esfuerzos en los servicios de retiro y entregas a domicilio, o que modifiques tu menú para crear comidas envasadas, mira cómo estos cambios pueden incorporar a tu equipo actual para seguir brindándoles respaldo financiero.

Si decides implementar las entregas a domicilio, averigua si alguno de los miembros del personal de atención al público puede intentar conducir para hacerlas (solo asegúrate de consultar a los proveedores de seguro sobre la cobertura). Si comenzarás a ofrecer kits para preparar comidas, mira si puedes realizar una capacitación cruzada del personal para aprovechar sus habilidades en esta nueva área. 

Conversar con tu equipo respecto a estos posibles nuevos roles o responsabilidades les demostrará que tienen tu apoyo y que los tienes presentes en todas las decisiones comerciales que tomas. 

Implementación de prácticas para limitar el contacto

Cómo hacerlo

Brindar respaldo al personal implica más que aumentos y comidas gratis; se trata de crear un lugar de trabajo en el que tu equipo se sienta seguro día tras día. 

Cualquier práctica que puedas implementar para que se sientan seguros será una manera fantástica de demostrarles apoyo y ¡es gratis! Con el énfasis actual en el distanciamiento y el aislamiento social, limitar el contacto entre tu equipo y los comensales es una excelente manera de hacer justamente eso. Esto también es súper importante a tener en cuenta cuando readaptes tus operaciones. Quieres que, sin importar los cambios que hagas, tu personal se sienta seguro. 

Los restaurantes de América del Norte lo hacen de diferentes formas. Algunos eligen cerrar sus comedores, si no lo han hecho ya obligados por el gobierno. Algunas cafeterías están trabajando exclusivamente con el servicio de realizar pedidos desde la ventanilla de su automóvil (si es que tienen las estaciones implementadas), o bien permiten que las personas ingresen a recoger su pedido para salir de inmediato. Las tiendas incluso han limitado la cantidad de gente que tiene permitido la atención al cliente. También existe un gran énfasis en las prácticas de retiro y entrega a domicilio que fomentan un contacto limitado.

Cómo puedes hacerlo

Es probable que en tu zona se hayan cerrado los locales para comer. Considera hacerlo si no están cerrados aún. Incluso si fuera solo para retirar un café o una comida, también puedes limitar la cantidad de comensales que pueden ingresar al local en cualquier momento, con el fin de minimizar el contacto.

De igual forma puedes mejorar tus prácticas de alimentos para llevar y entrega a domicilio, implementar la entrega desde la acera o la entrega sin contacto. Estos tipos de medidas ayudarán a que tanto tu personal como tus clientes se mantengan seguros. Sin importar la manera en que tus clientes hagan pedidos para retiro y entrega a domicilio (por teléfono, desde el sitio web o desde una aplicación de terceros), asegúrate de implementar un sistema que los informe sobre tu sistema sin contacto o les pida que ingresen sus preferencias (si fuera posible).

Comunícate con franqueza

Cómo hacerlo

Cualquiera sea la opción que elijas, eso representará mucho para tu equipo, quieren sentirse respaldados; ellos necesitan saber qué decidiste hacer hoy, mañana y en el futuro.

La clave para esto es comunicarte con franqueza, y hacerlo con frecuencia. Puede parecer demasiado simple, pero piénsalo. Si tu instinto es proteger a tu equipo de lo que está sucediendo, quizás no le cuentes toda la información sobre lo que está sucediendo. Si bien no tienen que saber todos los detalles, es importante mantenerlos informados. 

Dependiendo de tu concepto y las reglas que aplicó tu gobierno local (algunas ciudades han prohibido las aglomeraciones que superen un número determinado de personas), tendrás que adaptarte a cómo afectará eso a tu negocio. Puede ser desde reuniones en persona con el equipo (repetimos, si están permitidas) a videollamadas, llamadas telefónicas o correos electrónicos.

Cómo puedes hacerlo

Implementa un plan de comunicaciones en el restaurante para asegurarte de estar comunicando la información correcta, en el momento oportuno. A medida que las cosas cambien, querrás ser lo más abierto posible con tu equipo, dentro de lo razonable. Establece, desde el comienzo, las expectativas respecto a lo que les transmitirás y la manera de hacerlo.

Cuando tengas un plan implementado, será más fácil saber exactamente cómo compartir la información nueva con tu equipo cada vez que algo cambie, digámoslo. También aliviará parte del estrés o ansiedad por tratar de mantener a todos al tanto sobre cuestiones que cambian a cada hora.

Cada propietario de restaurante se encuentra en una posición difícil. Como propietario de un negocio, tienes a todo un equipo que recurre a ti en busca de respuestas. Y sin lugar a dudas, esto no era lo que te esperabas cuando abriste las puertas por primera vez. 

No obstante, no es necesario que tengas todas las respuestas. Todo lo que puedes hacer es intentar hacer lo mejor cada día. Recuerda, no puedes brindar respaldo a tu equipo si no te ocupas de ti primero. Y las acciones que puedas realizar para mostrar tu respaldo valen mucho, sin importar cuáles sean.

Mientras tanto, queremos ayudarte facilitando y compartiendo conocimientos necesarios para superar esta situación. Envíanos un correo electrónico a blogretro@touchbistro.com si hay algun  recurso que podamos ofrecerte para ayudar. Puedes consultar los recursos disponibles sobre la COVID-19 aquí.

Conoce cómo TouchBistro puede ayudarte a administrar tu restaurante eficientemente.

Conversemos
another version of a screenshot of TouchBistro's software on an iPad screenshot of TouchBistro's software on an iPad
ContáctanosSolicitar CotizaciónRefiere un restaurante